21 sept. 2012

Cordero Asado a la Miel


  Ya hemos preparado Cordero Asado, pero esta vez le hemos dado un toque diferente que realmente merece la pena, la miel. Y la idea de donde viene la receta viene inspirada de una de las bacanales gastronómicas a las que tan asiduo es Tyrion Lannister, uno de los personajes de la saga literaria Canción de Hielo y Fuego que tan de moda está últimamente; y es que este singular personaje degusta el cordero a la miel en más de una ocasión, y dijimos, "pues eso tiene que estar bueno"... y aquí estamos ahora demostrando que si que lo está.
  Así que animaos a probarlo que el invierno se acerca y no hay mejor excusa para hacerlo ;-)

Ingredientes:
  • Cordero (Paletilla en nuestro caso, que es bien jugosita y perfecta para asar)
  • Patatas
  • Cebolla
  • Aceite de oliva Virgen Extra
  • Ajo
  • Tomillo
  • Sal
  • Pimienta
  • Vino Blanco
  • Miel

Elaboración:
  1. El día de antes (o al menos unas horas antes) preparamos un majado en el mortero con tomillo, ajo, sal y pimienta.
  2. Lo mezclamos todo con un poco de aceite de oliva virgen extra y lo untamos bien por todo el cordero.
  3. Metemos el cordero en la nevera hasta el día siguiente.
  4. Precalentamos el horno a unos 200º y mientras se calienta ponemos el cordero y la cebolla en una fuente de horno (si es de barro mejor que mejor) y le echamos por encima un chorrito de vino blanco.
  5. Bajamos la temperatura del horno a unos 180º y metemos el cordero.
  6. Mientras el cordero empieza a hacerse pelamos y cortamos las patatas (1).
  7. Las agregamos a la fuente, procurando que se queden en la parte de abajo para que absorban todos los jugos que la carne va soltando.
  8. Si vemos que el cordero se va quedando seco le vamos agregando un poquito de vino blanco mezclado con agua.
  9. Cuando empiece a ponerse dorado le echamos un buen chorro de miel por encima, que no solo le dará sabor sino que le dejará un color espectacular.
  10. Lo sacamos, lo servimos... y por último lo disfrutamos, y si es con un buen vinito tinto, mejor que mejor ;-)
(1) Para que las patatas nos queden mejor es recomendable freírlas un poco en una sartén antes de echarlas al cordero.

6 comentarios:

  1. Después de ver esta receta me apetece un montón probarla porque tiene que estar deliciosa. A mi el cordero me encanta, la miel no me entusiama demasiado, pero seguro que le aporta un sabor totalmente diferente a la carne, y el colorcillo que le aporta es espectacular. ¿Aproximadamente cuánta miel le habéis echado?. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creenos que el sabor de la miel es muy muy sutil... con el calor se queda en un estado muy liquido que se reparte por cordero y patatas dejando un sabor brutal!

      En cuento a la cantidad de la miel, pues depende un poco del gusto, pero ya te digo que el sabor no se nota demasiado, lo que si que es importante es que al menos quede impreganada toda la parte superior del cordero :-)

      Eliminar
    2. Gracias por la aclaración. Si el sabor de la miel no se nota demasiado, me animaré a hacerlo un día de estos. Saludos

      Eliminar
  2. Es una combinación fantástica el cordero con la miel. Nosotros, además, le añadimos zumo de naranja en el marinado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que rico eso del zumo de naranja, tiene que quedar superbien también! ;-)

      Eliminar
  3. Menuda pintaza!!! Se me cae la baba. Es que el cordero asado está riquísimo y la miel le va perfecto. Gracias por compartir tu manera de hacerlo.
    Me quedo de seguidrora.
    anaazucarada.blogspot.com
    Un besazo!

    ResponderEliminar