23 may. 2013

Cordero Moruno Asado

  Bien sabido de nuestros seguidores es que eso de meter cordero en el horno nos gusta y mucho... y es que el sabor del cordero es un sabor que nos encanta. Otra cosa que sabéis que nos gusta es la cocina árabe; y qué mejor que juntar estas dos cosas en una receta que quita el hipo?

  Para esta receta vamos a usar una mezcla de especias que se llama Ras-el-hanout o se puede encontrar ya en cualquier supermercado, pero aunque su elaboración varía según la zona, puede elaborarse con pimienta negra, comino, cardamomo, nuez moscada, canela, pimentón y jengibre,

Ingredientes:
  • Cordero (1)
  • Ajos
  • Ras-el-hanout
  • Hierbabuena
  • Zumo de limón
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Patatas
Elaboración:
  1. En un mortero machacamos los ajos y añadimos el Ras-el-hanout, la hierbabuena, el zumo de limón, un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal y pimienta; mezclando todo bien.
  2. Impregnamos bien el cordero con la mezcla, lo ponemos en una fuente honda, tapamos con film transparente y lo metemos en la nevera.
  3. Dejamos que el cordero coja bien los sabores; para ello, lo dejamos reposar un rato en la nevera, y si es de un día para otro, mucho mejor.
  4. Ya con el codero listo, precalentamos el horno a unos 120-150º.
  5. Colocamos el cordero en una fuente para horno y lo tapamos con papel de aluminio para hacer un efecto parecido al papillote; reservamos la mezcla de especias que nos ha sobrado.
  6. Metemos la fuente en el horno y dejamos allí unos 40 minutos.
  7. Mientras, pelamos y troceamos las patatas.
  8. Ponemos aceite a calentar en una sartén.
  9. Cuando este esté caliente, echamos las patatas y las dejamos freir, hasta que empiecen a hacerse (cuando se empiecen a poder duras por fuera pero aún estén blancas).
  10. Sacamos el cordero del horno, quitamos el papel de aluminio y añadimos las patatas.
  11. Pintamos las patatas y el cordero con la mezcla de especias que nos ha sobrado y metemos de nuevo en el horno.
  12. Subimos la temperatura a 180-200º y dejamos en el horno hasta que el cordero se dore.
  13. Lo sacamos del horno, lo servimos... y disfrutamos de una carne suelta, jugosa y sabrosa.
 
(1) En nuestro caso hemos utilizado una pierna troceada porque es una parte muy jugosa para hacerlo al horno.

2 comentarios:

  1. Parece que me llega el olorcito del cordero al meterlo en el horno, ummnnn!!, qué buena pinta!!. Me encanta el cordero y cocinado así, con esas especias, está para morirse de gusto. Un saludo.

    ResponderEliminar