27 ago. 2013

Arroz con Berberechos



  Estas vacaciones, aunque no estemos publicando mucho material, no hemos dejado de preparar cosas... incluido este arroz con berberechos que hace las delicias de niños y grandes... una receta de lo más marinera preparada como no podía ser de otra forma a pie de la Ría de Ares, con la brisa marina golpeándonos en la cara y el sol calentando nuestra espalda mientras cocinamos.

  Los berberechos, no se si todos lo habréis hecho, pero son esas "almejas rugosas" que cogíamos de pequeños cuando íbamos a la playa en cualquier zona del litoral y que comíamos recién "pescados" cocidos con un chorrito de limón. Por desgracia, ahora solo podemos encontrarlos en la pescadería o la tienda de congelados más cercana a casa; pero por ello no dejan de ser un manjar.

  Para nuestra elaboración, tuvimos la suerte de comprarlos en la típica pescadería de pueblo pesquero tan frescos que nos saludaron al llegar y tan grandes que les tratábamos de usted.

  Hablando de la receta, es sencilla a más no poder, caldo, verduritas, berberechos y a correr... pero el sabor con el que estos últimos impregnan al arroz es sencillamente sublime... a parte, tampoco hace falta que en esta receta se haga un superseguimiento de las cantidades del caldo y arroz, porque si queda un poco caldoso va a quedar igual espectacular.

Ingredientes:
  • Pimiento (1)
  • Pimientos de Padrón (para dar un toque más místico a la receta)
  • Cebolla
  • Ajo
  • Aceite de Oliva V.E.
  • Tomate
  • Caldo (2)
  • Vino Blanco
  • Berberechos
  • Arroz
  • Azafrán

Elaboración:
  1. Ponemos al fuego la cazuela donde está el caldo previamente colado.
  2. Añadimos el tomate troceado (o rallado, aquí va al gusto del consumidor) y el azafrán para que vaya cogiendo color.
  3. Echamos un buen chorro de vino blanco y dejamos que rompa a hervir para que el sabor se vaya concentrando.
  4. Mientras el caldo va hirviendo, picamos la cebolla, el pimiento (menos los de padrón, estos van enteros) y el ajo.
  5. En una cazuela plana, o paella, como mejor se apañe el personal; echamos a cebolla picada con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  6. Ponemos la cazuela a fuego medio.
  7. Pasados unos minutos, cuando la cebolla empiece a pochar agregamos el pimiento, los pimientos del Padrón y el ajo y removemos todo para que vaya haciéndose al mismo tiempo.
  8. Mientras esto va pochando revisamos el punto de sal del caldo, en caso de que esté demasiado salado, agregaremos un poco de agua.
  9. Una vez la verdura ha pochado, agregamos el arroz en "crudo" a la cazuela y removemos para que se impregne bien de los sabores y del aceitito.
  10. Tras remover unos minutos, vamos echando poco a poco el agua, la proporción, 3 medidas de caldo por cada una de arroz.
  11. Dejamos unos minutos que el arroz vaya "hinchando" y agregamos los berberechos.
  12. A partir de aquí solo queda esperar a que el arroz termine de absorber el agua, momento en el que retiramos el recipiente del fuego y lo tapamos con un paño.
  13. Dejamos reposar unos 10 minutillos.
  14. Nos ponemos las botas!

(1) Nosotros hemos usado de rojo, verde y amarillo, pero aquí cada cual que use el que más le guste.
(2) Nosotros lo preparamos a base del agua que nos sobró de cocer unas cigalas con su respectiva ramita de laurel y su buen puñado de sal, ojo con la sal en la preparación del arroz en caso de que usemos este tipo de caldo.

6 comentarios:

  1. De la Ría de Ares?, anda pues bien cerca me queda, más bien al lado porque en quince o veinte minutos me pongo en Ares. El sábado aún estuve en la feria marinera que se hace en el paseo maritimo.
    El arroz tiene un color precioso y los berberechos tienen un tamaño idóneo, la verdad es que en conjunto ha quedado la mar de apetecible.

    bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Merchi!

      Pues si... en la Ría de Ares y más concretamente dentro del Concello de Pontedeume :-P

      Eliminar
  2. Qué rico. Yo llegué a odiar los berberechos de pequeña, en una semana seguida no sé cuantos pude comer. Afortunadamente hoy por hoy los adoro!!! Solos, con arroz, en empanada....Ñammmm!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy... pues otro día que andemos por allí (ya dentro de poco) nos metemos uno de estos entre pecho y espalda ;-)

      Eliminar
  3. Anda que no me apuntaba yo a comerme un buen plato de este arroz!! Bien bueno!
    Ana de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar