21 nov. 2013

Ensalada templada de lentejas


  Últimamente nos estamos aficionando mucho a este tipo de ensaladas y ensaladas templadas a base de legumbres, de las que esperamos publicar pronto más recetas. A parte de encantarnos (que es lo primero que miramos a la hora de "crear" nuevas recetas), este tipo de preparación es de lo más sano y nos permite combinar estas legumbres, con frutas y hortalizas, quedando unas combinaciones de lo más pintonas.

  Y ojo, vegetarianos, esta es la vuestra, que este plato tiene menos "chica"

  Un punto más a favor de este tipo de recetas es la facilidad de la elaboración, que no es sencillo, es lo siguiente... y eso que en este caso le damos a todo un toque al fuego por aquello de que "Se acerca el invierno" y ya no entran tan tan bien las cosas fresquitas :-)

Ingredientes:
  • Lentejas de bote (1)
  • Cebolla
  • Manzana
  • Tomates
  • Citronela (2)
  • Cilantro
  • Aceite de Oliva V.E.
  • Vinagre de Manzana
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:
  1. Escurrimos y lavamos con abundante agua fría las lentejas.
  2. Una vez escurridas las vertemos sobre un bol amplio.
  3. Picamos cebolla y la agregamos a las lentejas
  4. Picamos la manzana en cubos pequeños y los vertemos en el bol
  5. Lavamos los tomates y los cortamos también en cubos pero no tan pequeños como los anteriores, los vertemos también en el bol.
  6. Picamos el cilantro y la citronela (en caso de ser secos, los "desmenuzamos" un poquito con los dedos) y los añadimos al bol.
  7. Salpimentamos.
  8. Mezclamos todo bien y lo dejamos reposar mientras calentamos una sarten (si tenemos un wok, mejor) con una gota de aceite a fuego muy fuerte.
  9. Cuando el aceite esté muy caliente, vertemos el contenido del bol y lo removemos con cuidado de no destrozar las lentejas para que no se nos pegue durante no más de 3-4 minutos, lo justo para que todo se caliente un poco pero no se haga más, queremos los vegetales los más crudos posible.
  10. Devolvemos el contenido al bol.
  11. Agregamos un chorrito de vinagre de manzana, y un chorrazo de AOVE.
  12. Removemos todo bien, para que los sabores se mezclen.
  13. Servimos y disfrutamos!

(1) Nosotros las hemos usado de bote, ya listas para tomar, pero siempre se pueden hacer más "naturales", cociendolas nosotros mismos, eso si, no dejarlas demasiado blandas para que luego no se nos desagan.
(2) La citronela se encuentra en la sección de especias, se vende tanto fresca como seca, cualquiera de las dos versiones nos vale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario