18 jul. 2012

Brochetas de Pollo Satay


  Hoy os traemos un plato de origen oriental, la primera vez que lo probamos fue en nuestro restaurante Thai particular (Pad Thai, en el Paseo del Prado, Madrid) y nos gustó tanto, que a parte de comerlo allí alguna vez más, lo hemos hecho varias veces en casa, pero hache o por be nunca hemos terminado colgándolo en el blog.
  Este plato es una combinación de sabores expectacular y de lo más diferente con respecto a lo que estamos acostumbrados por estos lares, a parte de ser un entrante de lo más completo y que también viene perfecto si algún día nos vienen amigos a casa. No dudéis en prepararlo porque es expectacular.

Ingredientes:
  • Pechuga de pollo troceada
  • Cacahuetes crudos
  • Cebolla
  • Limón (1)
  • Salsa de soja
  • Leche de Coco
  • Ajo
  • Aceite de Oliva
  • Chile, Cayena (al que le guste la receta un poco picantona)
  • Cilantro fresco

Elaboración:
  1. En un recipiente para poder después triturar ponemos los cacahuetes, la cebolla, el ajo, el aceite de oliva, la salsa de soja, un buen chorro de limón, el cilantro y el picante (opcional)
  2. Trituramos todo bien, hasta que nos quede una pasta uniforme.
  3. Ponemos la pasta en una sartén a fuego medio y lo dejamos unos minutos para que los sabores se mezclen y sobretodo, la cebolla y el ajo se hagan un poco.
  4. Agregamos a la sarten la leche de coco y removemos todo bien.
  5. Colocamos las pechugas de pollo troceadas en una fuente de horno.
  6. Agregamos un poco de la salsa encima de estas y las dejamos macerar un rato (con 1/2 horita es suficiente, pero si puede ser algo más, mejor)
  7. El resto de la salsa lo dejamos al fuego que habremos bajado al mínimo para que termine de hacerse poco a poco
  8. Calentamos el horno a unos 180º
  9. Cuando el horno esté caliente, metemos las pechugas y las dejamos hasta que estén hechas.
  10. Sacamos las pechugas y las pinchamos en los palillos para las brochetas.
  11. El liquido que quede en el recipiente del horno lo agregamos a la salsa y removemos bien.
  12. Presentamos las brochetas en una fuente y agregamos la salsa por encima de estas.
  13. Nosotros solemos acompañarlas de arroz (un bashmati queda de lujo) pero esta vez hemos puesto un poquito de lechuga para hacer compañia a las pechugas, que le da un toque fresquito que queda muy bien con el plato.
(1) También se puede echar un chorrito de lima, que le da un toque algo diferente y queda expectacular.

2 comentarios:

  1. mmm...mmm...qué rico!!! me chifla la comida Thai!! pero no tengo ningún restaurante Thai localizado en Coruña :-(

    Seguro que este pollo está re-bueno!!

    Muaaa

    http://llegaralos30sinmorirenelintento.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que mejor razón para hacer comida Thai en casa que el que no haya un restaurante Thai en Coruña ;-)

      Eliminar