9 ene. 2012

Guiso de la Abuela 2


  El día de Reyes hicimos nuestro primer añito con el blog... y la celebración no podría ser de otra forma que no fuera con una receta muy especial como es esta.
  El "Guiso de la Abuela" es uno de nuestros platos favoritos y desde que lo hicimos la primera vez lo comemos mínimo una o dos veces al mes... eso si, cada vez vamos cambiándolo un poquito y vamos experimentando para ir variando los sabores y probar nuevas variantes de una misma receta.
  Esta vez la mayor variación es la introducción de la sidra como sustitutivo del vino... y el resultado es espectacular, la combinación con la carne es perfecta y los sabores se acentúan.

Ingredientes:
  • Carne de Ternera troceada
  • Cebolla
  • Tomillo
  • Harina
  • Ajo
  • Pimiento Verde
  • Pimiento Rojo
  • Sidra
  • Caldo de Pollo
  • Conchitas de pasta (algunas marcas lo llaman "tiburón")
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Pimientón dulce
  • Laurel
  • Sal
Elaboración:

  1. Pasamos la carne por harina, esta capa debe de quedar muy fina ya que se usa solo para que nos ayude a sellar la carne.
  2. En una cazuela con un buen chorro de Aceite y con el fuego muy fuerte, sellamos la carne (1) y la reservamos para más adelante.
  3. Bajamos el fuego y pochamos la cebolla con un buen chorro de aceite, sal, pimienta y tomillo seco.
  4. Troceamos el pimiento verde, el pimiento rojo y el ajo y los echamos en la cazuela junto con la cebolla, dejandolo todo sofriéndose lentamente.
  5. Cuando las verduras estén doraditas añadimos una chucharada de pimentón dulce y removemos.
  6. Después volvemos a introducir de nuevo la carne a la cazuela junto con una hoja de laurel, un par de vasos de sidra y caldo hasta que la carne quede cubierta.
  7. Dejamos unos minutos para que se vaya el alcohol de la sidra y se mezclen bien todos los sabores.
  8. Añadimos las conchitas de pasta.
  9. Una vez veamos que la pasta esté casi cocida (un poquito más dura que al dente), apagamos el fuego.
  10. Dejamos reposar unos minutos y servimos.

(1) El sellar la carne consiste en, con el fuego muy fuerte, hacer la carne muy poquito, de forma que se dore por dentro y nos quede cruda por dentro. De esta forma conseguimos que una vez guisada, la carne nos quede más blandita y jugosa.

2 comentarios:

  1. Felicidades!!! Un año pasa volando, pero tiene mucho trabajo detrás!!

    El guiso estupendo, de esos que resucitan a cualquiera.

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias pr las felicitaciones!!
      La verdad es que el año ha pasado rapidísmo y el blog da su trabajo, pero seguimos con las mismas ganas con las que empezamos... y esperemos que por muchos años más ;-)

      Eliminar