29 mar. 2011

Croquetas de Jamón Ibérico y Queso SemiCurado



  Como fans incondicionales de las croquetas que somos tendemos cada cierto tiempo a ponernos a cocinar este estupendo manjar. Esta vez nos hemos vuelto algo más tradicionales haciéndolas de Jamón Ibérico, pero sin perder nuestro toque, añadiendo un poquito de queso semicurado de oveja que da a estas croquetas un gusto diferente, más marcado.
  Esta vez tuvimos un pequeño problema y ese fué que nos quedaron excesivamente cremosas, lo que hizo que al freirlas tuvieramos que tener un especial cuidado y a pesar de todo perdieramos alguna por el camino.
  Pero también tuvimos un acierto, y fuel el incluir el mango como acompañamiento, el mango hizo buenas migas con el jamon y el queso y la mezcla de todo resultó un autentico éxito.


Ingredientes:
  • Salsa Bechamel
  • Jamón Ibérido
  • Queso semicurado de oveja
  • Huevos
  • Pan Rallado
  • Perejil
  • Aceite de oliva

Elaboración:
  1. Picamos muy fino el jamón y el queso poniendolo todo en un recipiente y mezclándolo bien.
  2. Preparamos en una sartén la salsa bechamel espesíta, siguiendo nuestra receta.
  3. Una vez esté lista la salsa bechamel agregamos el contenido del recipiente (jamón y queso) en la sartén en la que está la bechamel y removemos todo bien para que se mezcle.
  4. Vertemos el contenido de la sartén en una fuente grande y plana (1); y dejamos reposar hasta que la masa se enfríe.
  5. Una vez la masa esté fría nos ponemos a preparar las croquetas, para ello cojemos un par de cuencos, batiendo un huevo (o dos dependiendo de la cantidad de masas) en uno y pan rallado en el otro (2).
  6. Ayudados por un par de cucharas cogemos la masa de las croquetas haciendo una bola.
  7. Echamos la bola en el huevo, procurando que se empape bien de este.
  8. Pasamos la bola al pan rallado, haciendo que toda la croqueta quede cubierta, aprovechando este momento para dar forma a la croqueta con las manos y las colocamos en un plato liso (repetimos este proceso hasta terminar con toda la masa.
  9. Congelamos el plato con las croquetas (3).
  10. Una vez congeladas sacamos las croquetas del congelador y las "despegamos" del plato, ponemos una sartén con bastante aceite de oliva a fuego medio-alto.
  11. Cuando el aceite esté caliente echamos poco a poco las croquetas (4)
  12. Llegado el momento damos la vuelta a las croquetas.
  13. Cuando estén echas por todos los lados las sacamos a un plato en el que hemos puesto como base un papel de cocina para que se quede con el aceite excedente de la fritura.
(1) Vale cualquier tipo de fuente, pero si es grande y plana, la masa enfriará antes.
(2) Tanto al huevo como al pan se les puede poner un poco de perejil picado, ajo en polvo, sal y pimienta, si queremos darles un toque especial a las croquetas.
(3) Este paso no es obligatorio, pero con el conseguiremos que las croquetas no se nos rompan ni se nos revienten al echarlas en aceite hirviendo.
(4) Es importante no echar las croquetas todas de golpe porque el aceite se enfriaría muy rapido y a parte de saltar más, puede hacer que las croquetas se revienten y absorban más aceite del que deberían.

5 comentarios:

  1. Vaya combinación para unas croquetas.. si ya con uno solo ingrediente son un lujo, con esta combinación un triunfo seguro.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. A todos nos ha pasado alguna vez que nos queden un poco cremosas, me encanta esa combinación de queso y jamón, además lo del mango fantástico!!

    Abrazos y buen día

    ResponderEliminar
  3. MIra que me da pereza hacer croquetas,pero son muy tentadoras,me gustan mucho los ingredientes que has usado ;)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. es que las croquetas.......cuanto mas rico el relleno y el acompañamiento, mejor, pero lo bueno es que incluso estan ricas de "nada"....
    Que ricas!!!!

    ResponderEliminar
  5. jajaja... y tanto que de "nada" estan ricas... nosotros tenemos que tener cuidado hasta cuando la masa esta enfriando de no meter la cuchara... mmmm... que maravilla la masa recientita...

    ResponderEliminar