29 abr. 2011

Pimientos Asados


  Ya llevamos casi 4 meses con el blog... y aún no le hemos rendido homenaje al pimento como se merece, con una receta en la que sea el máximo y único protagonista.
  ¿Y qué es lo mejor que se puede hacer con unos pimientos cuando sabes que no los vas a utilizar pronto y que puede que se te estropeen en la nevera? Pues la respuesta es clara... asarlos... no hay verdura más agradecida al horno que el pimiento, bueno, puede que la cebolla, pero esta no mola tanto comerla sola como a la verdura que da nombre a nuestro blog :-)
  Pues bien, el pimiento una vez asado potencia mucho más su sabor a parte de soltar un sabor dulce que le hacen el acompañamiento perfecto para todo tipo de carnes, a parte, el "juguillo" que sueltan los pimientos al asarse es un manjar que en ningún caso debe deshecharse ;-)

Ingredientes:
  • Pimientos rojos
  • Sal
  • Aceite
  • Vinagre

Elaboración:

  1. Partimos los pimientos por la mitad (1) y los colocamos "boca arriba" en una fuente para horno.
  2. Les ponemos por encima un poquito de sal, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y unas gotas de vinagre.
  3. Precalentamos el horno a 180º aprox.
  4. Cuando el horno este caliente metemos la bandeja.
  5. En el momento en que los pimientos estén ya hechos por la cara "interior" sacamos la bandeja del horno, los damos la vuelta y volvemos a meter la bandeja.
  6. Cuando estén ya hechos por la cara "exterior" (más o menos el aspecto que tienen en la foto) los sacamos del horno.
  7. Es importante no tirar el "juguillo" que el pimiento ha soltado, ya que es lo que más sabor tiene.
  8. Opcionalmente se pueden pelar (2), pero no es necesario salvo que la piel se quede demasiado rígida.
Sugerencia: Lo mejor es comer nada más hacerlos acompañando a alguna carne (aunque solos están también de vicio), pero también se pueden meter en la nevera (dentro de un tupper) y comerlos cuando más nos apetezca

(1) Pueden no partirse, pero así nos quedaron la mar de bien!
(2) Lo más recomendable es pelarlos cuando aún estén calientes, para que la piel salga mejor, eso si, ojo que nos podemos quemar ;-)

3 comentarios:

  1. Es curioso, yo los hago de forma totalmente distinta y además los pelo cuando están fríos y han reposado al menos 12 horas....

    Pero tenéis razón, están de vicio y aunque a mi estómago le caigan como un tiro..no me los salto.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. dios, como les echo de menos. . . . . !!!!! los pimientos se entiende. . . . .,hace mucho que no los como y me los habeis recordado en este momento. Con un ajito picadiño, un poco de aceite y otro poco vinagre, es que te "rompen el pecho"

    besazos pa los 2

    ResponderEliminar
  3. Si, normalmente se hacen enteros y se pelan... pero esta vez decidimos innovar y la verdad es que nos quedó muy bien el invento... de todas formas seguiremos probando nuevas técnicas que de todas ellas los pimientos salen bien parados ;-)

    ResponderEliminar